Muchos emprendedores fallan a la hora de conseguir capital para sus proyectos debido a la falta de preparación durante un Pitch. Para ayudarlos, la compañía Builder City Global entrega el paso a paso de cómo enfrentar a las entidades bancarias.

En la actualidad, poco más del 15% de las pymes no alcanza a cumplir un año de vida y el 80% de ellas fracasa antes del quinto año. El gran problema: la falta de financiamiento. Para revertir estas cifras, desde la company builder City Global entregan una serie de recomendaciones para que las pequeñas y medianas empresas puedan conseguir exitosamente financiamiento bancario.

– Saber para qué necesitamos el dinero: Es fundamental tener claro si necesita capital de trabajo o si necesita recursos para invertir. En el primer caso, es habitual que los bancos en esta situación dividan los créditos en diferentes instrumentos financieros. Si es para recursos o instrumentos para inversión generalmente entregan créditos comerciales a 36 ó 48 meses en función de cómo nos evalúa el banco.

Tener un estado financiero al día y ordenado: Es fundamental contar con estados financieros fidedignos y que representen la realidad, ya sean realizados de manera interna o externa. “Todos los emprendedores que no entienden de contabilidad y finanzas deben tomar cursos y capacitarse en el tema, para entender con mayor precisión lo que el banco está evaluando”, recomienda Marcos Rivas, CEO de City Global.

– Tener una revisión legal de la empresa: Es importante que el emprendimiento opere como persona jurídica. Puede ser con una sociedad anónima, una sociedad por acciones, una sociedad que persigue o requiere capital intensivo. “Es muy conveniente pedirle a un abogado que revise toda nuestra estructura societaria, para garantizar que estén al día nuestras modificaciones y acuerdos societarios”, afirma Rivas.

Preparar una presentación: A diferencia de un inversionista, un banco es mucho más conservador por lo que evalúa muy bien los riesgos de los potenciales clientes. Es por eso que se recomienda incorporar en esta presentación flujos, con una proyección del comportamiento de tres a cinco años. También es conveniente presentar contratos firmados a largo plazo: “de esta manera el banco verá que hay garantías reales de recuperar la inversión”, afirma Rivas.

– Reunirse primero con el ejecutivo de cuentas: Una vez preparada la presentación es recomendable reunirse con el ejecutivo del banco para que realice el primer filtro y vea lo que puede estar faltando. De esta forma se pone en práctica la manera de explicar qué hace la empresa, cuáles son sus principales costos, cómo genera ingresos y para qué requiere en detalle los recursos. Después se pide una reunión con el resto de los ejecutivos. También se recomienda, en ambas situaciones tener la información legal, tributaria, contable, financiera de la empresa a mano, para que el ejecutivo evalúe con mayor rapidez el caso.

– Hablar con varios bancos y comparar propuestas: Con todo ese set de documentos armados y teniendo la presentación lista, hay que reunirse con la mayor cantidad de entidades bancarias posibles, para analizar sus propuestas y en función de ellas elegir la que más se acomode a la situación de la empresa.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest