ActualidadDifusiónInnovaciónNacionalNoticiasPlataformaTecnologíaTendencias

Proyecto ADAPTA, tecnología y diseño al servicio de la tercera edad

Asistir a través de la tecnología, diseñando y fabricando objetos en impresión 3D para personas de la tercera edad de la comuna de Providencia. Este es el objetivo de ADAPTA, proyecto que está llevando a cabo un grupo de estudiantes de la Escuela de Diseño de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) liderados por la profesora y directora del Centro de Interfaces Emergentes (CIE) de la Escuela, Carolina Pino.

La iniciativa empezó como un proyecto de investigación del CIE en torno a la tercera edad, su calidad de vida y el uso del espacio doméstico. ¿Cómo surge la idea? “El problema -explica la profesora Pino- se genera a partir del envejecimiento y la dificultad de movilidad y convivencia con el entorno del espacio doméstico, como cocina y baño. Problemas de manejo de fuerzas y pesos, accesos dificultosos, alturas inalcanzables, entre otros. Este objeto de investigación no sólo atañe a tercera edad, sino a personas con discapacidad”.

En este contexto el CIE, junto a su directora y los ocho alumnos/as que participan en la iniciativa: Magdalena Farías, Ignacio González, Rodrigo Jiménez, Benjamín Mandiola, Francisca Meza, Natalia Navarrete, Camila Paredes e Ignacia Vergara, se adjudicaron un concurso para instalarse con ADAPTA, desde fines de 2021, en el Hub-Providencia de la Municipalidad de Providencia, espacio colaborativo que junto a emprendedores y centros de investigación se vinculan con el medio y forman redes locales. Durante 12 meses desarrollarán ahí el proyecto con participación de la comunidad, a través de talleres, cursos de programación fabricación digital y diseño de objetos impresos en 3D en conjunto con la tercera edad y para su posterior uso.

Hoy soy parte de ADAPTA que desarrolla un bonito proyecto de asistencia tecnológica dirigida a la tercera edad. Allí pretendemos facilitar algunas actividades de su día a día mediante el diseño de objetos. Principalmente prototipos generados por la impresión 3D cuya técnica es uno de los principales motivos por los que me adherí a este desafío, además de la experiencia que significa llevar un proyecto adelante porque creo que la gestión y organización que se requiere para este tipo de cosas es fundamental para la vida profesional”, señala Natalia Navarrete, alumna de Ingeniería en Diseño.

Carolina Pino destaca los pilares en los que se enmarca ADAPTA, entre los que menciona educación, inclusión, diversidad y desarrollo local, por medio de talleres y metodologías de diseño. Y sobre el impacto de la fabricación digital y el aporte del diseño para iniciativas como ésta, la profesora anunció la creación de un repositorio online que permitirá escalar este proyecto a otros grupos de tercera edad.

Podemos hacer accesible el diseño para mejorar la calidad de vida de estas personas, pero también de grupos con capacidades diferentes, ya que pueden aportar desde su experiencia a mejorar y crear objetos para ayudar a los demás”, dijo Pino respecto del trabajo que realiza con alumnos/as de primer, tercer de Ingeniería en Diseño y del Magíster en Innovación y Diseño (quinto año) que conforman ADAPTA.

Hace dos años aproximadamente que me aventuré al nuevo mundo de la Ingeniería en Diseño. Debo reconocer que allí encontré mi norte, sobre todo en la manera de adquirir conocimientos. Aprender haciendo permite ver resultados durante todo el proceso de tus proyectos, los cuales cargan un inmenso desarrollo personal y te vinculan de tal forma que, aún cuando no sean lo esperado, los defiendes hasta el final”, comentó sobre esta experiencia Natalia Navarrete, a la vez que agradeció por la oportunidad que les ofrece el CIE, la profesora Pino y la universidad “que nos brinda a nosotros como estudiantes de diseño, un laboratorio de esta categoría”.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest