Noticias

Más de 200 emprendedores mapuches recibieron apoyo productivo

Programa «Fomento a la Economía Urbana y Rural» financió proyectos individuales de hasta $500 mil.

Como una oportunidad concreta para contribuir a mejorar sus posibilidades laborales, se ejecutó con gran éxito el año 2015 el concurso público para apoyar la generación de microemprendimientos indígenas urbanos en La Araucanía.

La iniciativa de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) y el programa Chile Solidario (Chisol) e Ingreso Ético Familiar (IEF), y ejecutada por la Escuela de Negocios de la Universidad Católica de Temuco, estuvo dirigida a hombres y mujeres indígenas, cuyos proyectos de emprendimiento estuvieran destinados para la adquisición de materias primas, mercadería, habilitación de locales, adquisición de maquinaria, equipos, herramientas, materiales e inversión en publicidad, entre otros.

De acuerdo a lo señalado por el subdirector Nacional Conadi Sur, Ernesto Paillán, la inversión involucrada asciende a un monto de $110 millones, beneficiando a 226 personas y familias mapuches de La Araucanía.

«Esta ayuda estuvo orientada especialmente para que las personas puedan emprender o realizar microemprendimientos y así para poder esencialmente mejorar los ingresos de las familias mapuches urbanas de los distintos puntos de La Araucanía», manifestó la autoridad.

Pamela Palma, de la comuna de Cholchol, fue beneficiada con su proyecto «Compra de horno y batidora semi-industriales» y manifestó que «para mí esta es una gran oportunidad para sacar adelante su emprendimiento y voy a seguir de a poco obteniendo las herramientas para hacer küchenes y queques con productos típicos de nuestra Región», afirmó.

Otro testimonio de alegría ante el beneficio es el del emprendedor Jorge Millanao de Ercilla, quien con su Proyecto Rucayán podrá mejorar las dependencias donde acopia los cereales, trigo, avena y papas que produce.

Esta oportunidad permite establecer capacidades en las personas para mejorar sus condiciones para trabajar, aumentar sus ingresos y cambiar sus vidas. Un objetivo muy importante, si se considera que tres de cada cuatro personas indígenas en Chile, habitan en las ciudades y generalmente, las condiciones que ellos tienen para desarrollarse no dan cuenta de su origen ni de la cosmovisión del mundo mapuche.

Fuente: El Austral

Comentarios

comentarios

Compartir