ActualidadCOVID-19ecológicoEmprendimientoinclusiónInnovación SocialNacionalNoticiasTendencias

Lanzan Canasta Local, plataforma que canaliza ayuda a familias vulneradas por la pandemia y potencia los comercios locales

El doble propósito de coordinar la entrega de alimentos y bienes de primera necesidad a comunidades vulneradas por la emergencia sanitaria del Coronavirus, y a su vez potenciar el desarrollo de los comercios locales, es la finalidad de la plataforma Canasta Local que acaba de desarrollar las fundaciones Cultiva, Avina, It’s Now y Proyecto Propio.

 La iniciativa funciona a partir de un levantamiento de información de las necesidades de las comunidades. Una vez que se obtiene el financiamiento a través de donaciones, se distribuyen los recursos, coordinado con las organizaciones territoriales y comprando en el mismo barrio.

El proyecto conecta a comunidades organizadas que levantan las necesidades de las familias en las cosas más urgentes, como alimentación, artículos de aseo o materiales para el bienestar de niños y adultos mayores, con personas que quieren ser parte de la solución en los efectos del COVID19 a través de donaciones.

Canasta Local nace a partir de los años de experiencia de estas fundaciones en temas socioambientales y en gestión de catástrofes o contexto de emergencia. Además de autoconvocarse, Cultiva, Avina y Proyecto Propio están llamando a participar a otras organizaciones para de esa manera ir en ayuda de las familias y comunidades más vulneradas por los efectos sociales y económicos de la pandemia.

“Nuestra idea es potenciar la coordinación entre las personas que quieren ayudar y las comunidades. Pensamos que la solidaridad deber ser con conciencia respecto de la forma, la pertinencia y las necesidades reales de las comunidades”.

“Nuestra idea es potenciar la coordinación entre las personas que quieren ayudar y las comunidades. Pensamos que la solidaridad deber ser con conciencia respecto de la forma, la pertinencia y las necesidades reales de las comunidades. Por esto creamos esta plataforma, para lograr mayor eficiencia e impacto de la entrega de las ayudas que son urgentes, y siempre teniendo en cuenta la economía local” dice Marcela Robles, de la Fundación Proyecto Propio.

Para Jorge Tapia, de Cultiva, una de las medidas clave de la plataforma es que la ayuda se materializa mediante el vínculo con las pymes de las respectivas comunidades, en donde se encuentran almaceneros y feriantes, generando así un impacto económico positivo. “No da lo mismo cómo se llega con la ayuda, pues incluyendo a la economía local logramos generar un impacto de corto plazo respondiendo a la emergencia, pero dejando un aporte real al proceso de reconstrucción de la economía de mediano y largo plazo. La caja no trae solo alimentos, la ayuda se amplifica en muchas otras dimensiones”, afirma.

Algunos de los principios que rigen esta iniciativa, dicen relación con el respeto a los liderazgos locales que ya existen y están organizados: “Es fundamental respetar la organización comunitaria, poniendo en valor el capital social existente, porque es desde allí que se podrán definir los criterios, la planificación y las estrategias que mejor funcionen en abordar la emergencia” comenta Victoria Gazmuri, de Cultiva.

Para recibir la ayuda, organizaciones comunitarias, juntas de vecinos, hogares de ancianos, o grupos territoriales, levantan la información de su comunidad y se ponen en contacto con la plataforma. A partir de entonces, se calcula la necesidad en términos de presupuesto y se publica para que sea financiada por las personas que quieran ayudar. Una vez que se obtienen los recursos, Canasta Local hace toda la coordinación para las compras en los comercios locales y la gestión de la entrega a las familias.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest