ActualidadCapital HumanoCOVID-19EducaciónNacionalNoticiasTendencias

La importancia de alfabetizar desde el hogar en acciones cotidianas

Desde 1967, el Día Internacional de la Alfabetización se celebra cada año en todo el mundo para recordar al público la importancia de la alfabetización como factor de dignidad y de derechos humanos, así como para lograr avances en la agenda de alfabetización con miras a una sociedad más instruida y sostenible.

La UNESCO estableció el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización, como una oportunidad para que los Gobiernos, la sociedad civil y otras partes interesadas destaquen los avances en las tasas mundiales de alfabetización y reflexionen sobre los problemas que quedan por superar en este campo. Este año, el organismo internacional hará hincapié en la enseñanza de la alfabetización y el aprendizaje durante la crisis de la COVID-19, y más allá, subrayando el papel desempeñado por los docentes y la evolución de las pedagogías.

Pero en un contexto de pandemia mundial, en el que las clases presenciales se encuentran suspendidas y la brecha tecnológica hace cada vez más difícil la educación a distancia ¿de qué manera se puede ayudar a los niños y niñas más pequeños a desarrollar la lectoescritura? ¿Qué estrategias sencillas podemos poner en práctica desde casa?

María Fernanda Díaz, líder del área pedagógica de Colegium: La estimulación temprana y la alfabetización van de la mano del juego y de las experiencias que cotidianas. Es por esto que existen muchas actividades posibles de realizar en familia que potencian aprendizajes cotidianos y significativos”.

Si bien aún no existen soluciones concretas, que tengan en cuenta las diversas realidades y posibilidades socioeconómicas, para que los chicos puedan aprender, los padres que cuenten con el tiempo para hacerlo tienen en sus manos la posibilidad de acompañar a sus hijos en este proceso. “La estimulación temprana y la alfabetización van de la mano del juego y de las experiencias que cotidianas. Es por esto que existen muchas actividades posibles de realizar en familia que potencian aprendizajes cotidianos y significativos”, plantea María Fernanda Díaz, líder del área pedagógica de Colegium.

En este sentido, la profesional de Colegium brinda algunos consejos para que los adultos puedan ayudar a los chicos a acercarse a la lectoescritura desde casa:

  • Incentiven la conversación: Hablar con claridad, utilizar palabras de uso cotidiano y explicar aquellas que sean difíciles de entender. Si se está realizando alguna actividad, se puede mostrar a los niños lo que se está haciendo e indicar el nombre de la acción, por ejemplo: “estoy picando una cebolla para preparar la comida”.
  • Usen el juego como herramienta: El juego tiene un papel fundamental para el aprendizaje, ya que, además de fortalecer los vínculos familiares, estimula los procesos cognitivos y puede ser de utilidad para que los niños incorporen aprendizajes significativos. Existen una gran variedad de juegos de mesa que pueden estimular la lectoescritura.
  • Recorten cómics de los diarios y revistas, y escojan libros acordes a la edad para leerlos en conjunto. También pueden representar a los personajes de la historia y opinar sobre lo leído. Incluso, ¡podemos cambiar el final de las historias! ¿Qué final hubieses creado tú?
  • Transforma las instancias de compartir en familia en oportunidades de aprender juntos. Si están viendo televisión u observando una pantalla, reconozcan las palabras que se escuchan, las letras y hablen sobre aquellos términos que aún no conocen.
  • Dinamizar la instancia de lectura:Lo mejor para crear instancias de lectura, es leer frente a los niños y niñas utilizando texto cotidianos y cercanos. Por ejemplo, elijan un libro, una revista, un diario, una receta, etc., y léela en voz alta para luego preguntar al niño o niña qué entendió. En una siguiente oportunidad ofrécele ser él o ella quien lea el mismo texto del cual conversaron la vez anterior.
  • Creen grupos de lectura: Si cuentan con edades parecidas, pueden crear grupos de lectura donde comenten las aventuras de sus personajes preferidos. El intercambio de libros en la misma familia, también puede ser una buena idea.  

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest