Actualidadalianza estratégicaastronomíaEducaciónInnovaciónMujerNacionalNoticiasPlataformaProgramaTecnología

Joven chilena es la única latinoamericana seleccionada para misión de astronautas análogos en Suiza

Tatiana López, estudiante de Ingeniería Civil Aeroespacial de la Universidad de Concepción y Mentora de la Red PROVOCA, es uno de los nueve jóvenes finalistas para la Misión ASCLEPIOS II, que recreará las condiciones para resolver desafíos en el Polo Sur de la Luna.

Hace pocos días Tatiana López se encuentra “encuarentenada” en Santiago esperando reencontrarse con su familia en Concepción, tras la satisfactoria noticia de haber sido seleccionada entre 9 jóvenes que se entrenan como astronautas análogos para participar en la misión ASCLEPIOS II, que replicará las condiciones del Polo Sur de la Luna. Es la única mujer latinoamericana finalista del desafío que se realizará en Suiza en julio de 2022.

Gracias al apoyo de su familia y de su casa de estudios, la Universidad de Concepción, donde estudia Ingeniería Civil Aeroespacial, hoy cumple un sueño que añora hace muchos años, cuando imaginaba convertirse en astronauta. En Suiza tuvo la oportunidad de conocer a Claude Nicollier, primer astronauta suizo, con quien coincidió en la maravillosa experiencia de compartir su testimonio con otras generaciones.

Este año, Tatiana se integró a la Red de Mentoras PROVOCA, una iniciativa que lidera AUI/NRAO, socio norteamericano del observatorio ALMA, que con apoyo de LideraMujer, capacita a mujeres que se forman o se desempeñan en disciplinas STEM (ciencia, informática, ingeniería y matemática) para inspirar y guiar a otras generaciones de niñas y mujeres con inquietud y vocación científica.

En Suiza fue de gran ayuda la formación que he tenido en PROVOCA, ya que parte importante de las entrevistas buscaban descubrir nuestras habilidades de trabajo colaborativo y liderazgo, ya que si estuviéramos en un lugar tan agreste como es el Espacio, solo dependeríamos de la tecnología y de las personas que trabajan con nosotros”, explica.

El 4 de septiembre Tatiana se integró a la Misión Asclepios, un programa exclusivo para estudiantes que busca entrenar astronautas de forma análoga, liderado por el Instituto Federal de Tecnología de Lausanne (EPFL) con la Agencia Espacial Europea (ESA). La iniciativa busca contribuir al mundo de la exploración espacial y capacitar a los astronautas del mañana.

En este sentido, Tatiana fue finalista entre 18 jóvenes de todo el mundo y hace algunos días fue elegida como finalista entre 9 entusiastas estudiantes. Seis de ellas son mujeres (de Estados Unidos, Marruecos, Sudáfrica, Austria, España y Chile) y 3 hombres (de Inglaterra, Alemania y Suiza).

Más allá del desafío físico y mental que supone este entrenamiento, rescato la posibilidad única de conocer a grandes exponentes de la astronáutica y el testimonio de vida de jóvenes como uno, en distintos rincones del planeta. Tuvimos que realizar desde un exhaustivo examen neurológico, físico, de visión y audición; hasta pruebas físicas de resistencia, fuerza y velocidad; así como entrevistas con psicólogos y psiquiatras de la NASA, especializados en ambientes extremos”, señala.

Durante dos semanas de intenso trabajo, los jóvenes seleccionados enfrentaron pruebas como resolver un puzzle bajo el agua, memorizar mapas e instrucciones en tiempo récord, y poner en práctica habilidades blandas como pensamiento crítico, resolución de problemas bajo estrés y trabajo en equipo.

En noviembre de este año retomará su entrenamiento remoto y se preparará acerca del manejo de procedimientos y experimentos, para luego concurrir presencialmente a Suiza, entre febrero y julio de 2022; periodo en que terminará su entrenamiento.

Tatiana se confiesa agradecida no solo de esta oportunidad de hacer real su sueño de niña. Concluye: “Si no logro llegar a la meta, al menos quiero sentir que fue un trabajo bien hecho de inicio a fin, dándolo todo. Con mis compañeros de Misión construimos una especie de familia, conociendo desde lugares hermosos en Los Alpes, hasta forjar una linda amistad que trasciende culturas e idiomas. Esta ya es mi pequeña Luna en la Tierra”, finaliza.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest