Los fondos de impacto buscan financiar proyectos que solucionan problemáticas socioambientales. Educación, salud, microfinanzas y reciclaje son algunas de las áreas en que invierten.

Opciones de inversiones hay muchas, y muy variadas. Pero cada vez toman más fuerza las inversiones que buscan generar un impacto positivo, sea social o medioambiental. Son las llamadas inversiones de impacto, que buscan, además de rentabilidad económica, hacerse cargo de problemas sociales o ambientales.

En PAUTA Bloomberg la socia y gerente de FIS Ameris –área de inversión de impacto de la administradora Ameris Capital–, María José Montero, conversa sobre esta tendencia, la evolución que ha tenido, los proyectos en los que invierten y las oportunidades de crecimiento.

Evolución de la inversión de impacto

Montero cuenta que FIS Ameris nació en 2009, y el primer fondo de inversión comenzó a operar en 2010. En 2017 levantaron un segundo fondo. Hoy administran alrededor de US$ 14 millones. “Es un proceso en el que no hemos ido avanzando solos”, afirma Montero. “Instalar este tipo de ideas y este tipo de conceptos es relativamente difícil, es un buen desafío, pero son conceptos que hoy en día han ido tomando mucha más relevancia a nivel local”, agrega.

La inversión de impacto se enmarca en la búsqueda de un sistema financiero sostenible, explica Montero. “Temas como los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la ONU, o los Principios de Inversión Responsable (PRI), empiezan a ser temas cada vez más comunes”, señala.

Son temas, comenta, que cada vez se toman más en cuenta, principalmente desde los family offices, pero también desde inversionistas institucionales. “Este es un tema que hoy día tiene muchísima más relevancia que hace 10 años”, indica Montero.

Montero reitera en la evolución que ha tenido la industria. “Históricamente, han sido principalmente family offices. Nosotros con el segundo fondo recibimos un aporte de un institucional, una compañía se seguros, Confuturo. La verdad es que para nosotros es un paso enorme […] Demuestra que esto no sólo es un instrumento serio, profesional, sino que la transparencia que eso implica y el potencial de escalabilidad que también tiene este mercado”, apunta.

FIS Ameris

Lo que el fondo busca, explica Montero, es financiar proyectos que están dando solución a un desafío social o ambiental en la base de la pirámide en Chile. “Así hemos invertido en industrias como microfinanzas, reciclaje, vivienda social, educación, salud”, enumera. “Nuestro perfil de inversión es bastante social first“, explica. “Buscamos un piso de rentabilidad financiera, con la idea de maximizar los resultados sociales”.

Montero aclara que la inversión busca rentabilidad. “Esto no es filantropía”, acota. Se trata de un fondo a 10 años, que ha invertido a la fecha en 11 proyectos. Para llegar a eso, han considerado alrededor de 250 iniciativas, de las cuales han evaluado cerca de 50.

El fondo busca proyectos que ya llevan un tiempo funcionando, que tengan una necesidad de inversión, no de donación. Montero cuenta que tratan de adaptarse a las necesidades de los proyectos, y que así fue como, por ejemplo, invirtieron en Triciclos, empresa de reciclaje, en Fondo Esperanza, institución de microfinanzas, en Kirón, empresa que desarrolla productos de salud para personas con discapacidad o Techo, organización enfocada en la vivienda social.

Aunque aclara que FIS Ameris no apunta a financiar startups, Montero señala que el financiamiento de todo tipo de iniciativas de impacto abre un abanico de oportunidades para distintos gestores de inversiones. “Tenemos la oportunidad de empezar a diversificar instrumentos financieros que incorporen esta mirada, hay varios que hoy día ya lo están haciendo”, apunta. Es el caso de Doble Impacto, plataforma de crowdfunding que busca convertirse en banco.

Montero afirma que esta es una industria que llegó a Chile, a la región y al mundo, y que tiene espacio para seguir creciendo. “Chile tiene mucho potencial y muchas oportunidades”, indica.

Fuente: PAUTA Bloomberg

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest