I+DNacionalNoticias

Ingeniería 2030 realiza su cuarto conversatorio de Buenas Prácticas

En esta oportunidad, Angélica Natera, directora ejecutiva de LASPAU, organización afiliada a la Universidad de Harvard, expuso: “Movilidad Internacional para una Ingeniería de Clase Mundial”.

Ingeniería 2030 es un esfuerzo que no existe en otra parte de Latinoamérica. No viene del Ministerio de Educación, sino desde el interés de promover el desarrollo económico del país, a través de Corfo (…) Una de las cosas que más me gusta de este programa es que está atado a la presentación de resultados, sigue una agenda muy clara alrededor de la innovación y el emprendimiento y, de exponer a Chile hacia al mundo, pero también de traer el mundo hacia Chile”.

Esta es la visión de Angélica Natera, directora ejecutiva de LASPAU -organización afiliada a la Universidad de Harvard- y profesional con más de veinte años de experiencia en el diseño, desarrollo y administración de programas educativos, sobre el programa Ingeniería 2030.

La experta, fue invitada a exponer en el cuarto conversatorio de Buenas Prácticas de Ingeniería 2030 -y el primero del año-, bajo la temática “Movilidad internacional para una Ingeniería de Clase Mundial”, que se realizó esta tarde, pasadas las 14:00 hrs., en el Salón Rojo (primer piso) de Corfo.

El encuentro contó con la participación de alrededor de 15 representantes de la academia y René Villegas, coordinador del programa de Ingeniería 2030 de Corfo, dio las palabras de bienvenida y destacó algunos logros de esta iniciativa a la fecha. Entre ellos, las 25 nuevas alianzas internacionales, 2.500 estudiantes participando en concursos de Innovación y Emprendimiento y las 20 nuevas asociaciones con empresas.

En su presentación, Natera abordó los desafíos que tiene la región en materia de educación universitaria y en especial, en ingeniería. Además, comentó la labor de LASPAU y cómo la institución desarrolla el nexo entre la academia y la industria, de manera temprana.

La licenciada en Administración y Ciencias de la Gestión de la Universidad Tecnológica del Centro (Venezuela) también valoró la construcción de alianzas internacionales entre universidades y facultades de ingeniería de América Latina y habló sobre los retos que aún quedan por derribar para Chile.

“Si bien es cierto que se ha promovido la colaboración de dos o tres universidades con estos mini consorcios, creo que espacios como este, de compartir experiencias y generar redes, son muy necesarios, no solamente en Chile, sino de Chile a Latinoamérica. Lo segundo, es que hay que involucrar más al sector privado y a la sociedad civil en dar oportunidades a las universidades para trabajar conjuntamente y estimular el aprendizaje. Y tercero, que el salón de clases se vea como un espacio para generar oportunidades, donde el estudiante está conectado con los sectores productivos y se convierta en dueño de su proceso de aprendizaje”, explicó.

Al finalizar la exposición de Natera, los asistentes dieron a conocer cada una de las iniciativas que están llevando a cabo en relación a las buenas prácticas y, en particular, movilidad internacional, e intercambiaron experiencias con la experta.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest