Más de seis meses en proceso de incubación permanecieron los 15 emprendedores de la primera convocatoria de IncubatecUFRO en la región de Aysén, quienes recibieron asesorías y trabajaron en los aspectos de rediseño de modelos de negocio, construcción de estados financieros, proyección, estudio de costos, digitalización, disciplina comercial, entre otros aspectos comerciales y comunicativos, junto al equipo de profesionales de la incubadora.

Dentro de los proyectos de la primera generación de graduados que destacan, se encuentra Aysén Patagonia Tour, el que trabaja como un Tour Operador ubicado en Coyhaique, quienes dada la pandemia del Covid-19, tuvieron que reconvertir su negocio desde un enfoque B2G a uno B2C, para ello lograron implementar en estos meses un sistema de prospección por Internet, por lo que ya han probado con éxito la prospección digital.

Por otro lado, la Cervecería Finisterra, una planta productora de cerveza ubicada en Puerto Cisnes, que con la asesoría tuvo la posibilidad de analizar completamente el negocio, las estructuras de costos, puntos de equilibrio, lo que generó un plan de recomendaciones específicas para el aumento de ventas al doble para la siguiente temporada. Además, como una forma de salir de la región y romper con la estacionalidad presente en Aysén se analizó temas relacionados a la comercialización por Internet.

De igual forma uno de los proyectos que logró destacar, fue el alimento para mascotas Carnaval Animal, una distribuidora al detalle de productos para mascotas ubicado en Puerto Aysén, con sede en Coyhaique, por presentar una nueva idea innovadora que se logró desarrollar de mejor manera, postulando un proyecto de Capital Semilla que fue aprobado y generará recursos para validar esta nueva propuesta de negocio en el mercado.

Finalmente, la empresa Mobiliario Veta Ancestral, una empresa que fabrica mobiliario exclusivo en madera nativa, rescatada de árboles caídos de la patagonia. Durante el período de incubación, la empresa logró transformar sus negocios, convirtiendo completamente su canal de venta en digital. Hoy ya cuenta con una nueva página web y un renovado sistema de prospección por Internet, disponible para la venta. Matías Sánchez, fundador de Veta Ancestral, cuenta que para él “verdaderamente considero en mi experiencia una faceta integral en cada área relevante de un negocio, desde la planificación estratégica hasta participar activamente en áreas de emprendimiento con Universidades y Cowork.  En especial en marketing, el proceso de incubación me permitió ahondar aún más el conocimiento y ahora manejo mejor y con mayor calidad esta área de mi negocio que es clave para mi desarrollo”.

El segundo proceso de incubación con nuevos emprendedores, a través del programa Despega en Aysén -que se lleva a cabo en conjunto con Casa Sinergia y Mentores de Impacto-, ya dio inicio el pasado 24 de septiembre, donde se seleccionaron 13 proyectos para el proceso de incubación, dentro de los que se encuentra el proyecto Otras Huellas, un proyecto social que busca derribar las barreras de accesibilidad en la Patagonia, diseñando viajes a medida para que personas en situación de discapacidad -su familia, amigos y empresas- puedan disfrutar la naturaleza sin límites. Al respecto, María Fernanda Solar, cofundadora de Otras Huellas, expresa que “creo que es una gran oportunidad, que ojalá muchos emprendedores puedan tener, porque realmente te ayuda de manera significativa.Es agradable sentirse acompañada en un proceso distinto, porque digámoslo, no basta con la buena idea, sino que hay que trabajar duro. Espero poder culminar esta experiencia adquiriendo disciplina, conocimiento y sobre todo método. Siento que me están entrenando para salir «a la vida», a vender mi propuesta, a encantar a clientes y comerme el mundo, y sé que saldré mucho mejor preparada de lo que entré”.

Por lo anterior se refirió Pedro Araneda, representante Zonal IncubatecUFRO Aysén, quien expresó que “Esta primera generación fue excelente, tuvimos proyectos notables, generados por personas con alto compromiso y que juntos logramos introducir una nueva visión, mejorar sus propuestas de valor y avanzar decididamente hacia la digitalización. Además, pude darme cuenta de la dificultad de los emprendedores para salir de esta región, la lejanía y las vías complejas para el ingreso y salida en la zona, hacen que todo proceso productivo se vuelva complejo y caro, no obstante, hay particularidades de Aysén que hacen que sus productos y servicios tengan por lo mismo un valor agregado y un sello bien ganado de origen relacionado a La Patagonia”.

Comentarios

comentarios

About Author

Karina Durney