ActualidadEmprendimientoenergíaInnovaciónNacionalNoticiasRegionalSustentabilidadTecnología

“Green Tracker”, la iniciativa ganadora del desafío Energía de Antofa Innova

En el marco de la primera convocatoria de AntofaInnova, hablamos con uno de sus ganadores y con los organizadores de este torneo, acerca de la contribución del certamen a la región, en donde el desafío del sector energía, fue presentado por AES Chile y consistió en certificar las fuentes energéticas utilizadas en un proceso de producción de hidrógeno verde llevado a cabo en Chile.

Adriana Guerrero, gerenta de Gestión y Desarrollo, Club de Innovación adelantó que “Los resultados del primer torneo de Antofa Innova han sido bastante satisfactorios, permitiéndonos elegir proyectos desde una mirada sustentable, pues no sólo impactarán a las empresas donde se desarrollarán los pilotajes, sino también a sus respectivos colaboradores y comunidades”.

El desafío de energía fue ganado por el proyecto “Green Tracker”, presentado por Cristián Mosella, director ejecutivo de EnergyLab, startup chilena enfocada en el desarrollo de herramientas que promueven cambios de paradigma en torno a la acción climática, generación, comercialización, buen uso de la energía y los recursos naturales, y con quien tuvimos la oportunidad de conversar en Norte y Energía.

“Green Tracker es un servicio de trazabilidad en la nube, basado en blockchain e internet de las cosas, diseñado especialmente para automatizar los procesos de monitoreo, reporte, verificación (MRV) de los resultados de todo tipo de actividades que producen beneficios ambientales medibles”.

Green Tracker es un servicio de trazabilidad en la nube, basado en blockchain e internet de las cosas, diseñado especialmente para automatizar los procesos de monitoreo, reporte, verificación (MRV) de los resultados de todo tipo de actividades que producen beneficios ambientales medibles”, dice Cristián Mosella, autor del desafío ganador en AntofaInnova.

Asimismo, agrega que “esta solución asegura la transparencia, trazabilidad e inmutabilidad de los datos utilizados en los sistemas de MRV, reduciendo los costos de los procesos de verificación o certificación, siendo altamente personalizable y accesible para proyectos de pequeña y gran escala. Así, genera credibilidad y reputación, además de permitir acreditar activos ambientales potencialmente transables, facilitando el acceso a beneficios económicos y/o fuentes de financiamiento para proyectos verdes”.

Daniela Elgueta, especialista de Combustibles e H2 verde de AES Chile, empresa que eligió al ganador aseguró que “Green Tracker hizo un muy buen pitch donde quedó claro que entendieron bien el problema que AES busca solucionar, junto con tener el conocimiento técnico necesario, la experiencia en tema similares y la flexibilidad para abordar desafíos futuros con esta misma herramienta”.

Consultado respecto a cuál es su sentir al quedar seleccionado como uno de los ganadores de este certamen, Cristián Mosella asegura “Estamos muy motivados ya que las aplicaciones de Green Tracker son muy variadas, permitiendo acreditar la huella hídrica, la generación de energía renovable y las reducciones de emisiones de CO2 de proyectos de electromovilidad, reciclaje de materiales, sistemas de almacenamiento y eficiencia energética, entre muchas otras. Además de todo lo que dice en relación con las cadenas de producción y abastecimiento sustentables, como sería para el caso del cobre y el hidrógeno verde”.

Carlos Claro, director (s) del Comité Corfo Antofagasta, asegura que “esta es una industria que ha convertido a la región de Antofagasta en un puntal para el desarrollo de las ERNC. Por lo mismo, es de suma importancia que el proyecto ganador de energía se valore y concrete, acercándonos al sueño de ser la capital del hidrógeno solar, fuente de energía limpia que ha generado grandes expectativas, generando amplios esfuerzos en su desarrollo”.

El rol del Hidrógeno Verde en Chile

Consultado respecto a cómo visualiza el avance del hidrógeno verde en la región y a nivel nacional, Cristián Mosella, respondió que “Chile está buscando una posición de liderazgo a nivel regional, ya que el hidrógeno verde, y sus derivados, serán energéticos clave para lograr la descarbonización de la industria. Y que, a través de su exportación, nos permitirán aprovechar el potencial enorme de generación de energía renovable con que cuenta nuestro país (muy superior a lo que somos capaces de consumir internamente)”.

“Para que Chile pueda ser un país exportador de hidrógeno verde, es muy importante tener trazabilidad respecto a las fuentes de energía que fueron usadas en la producción del hidrógeno, de manera tal que el consumidor final tenga una garantía de que el proceso fue verde y el producto pueda comercializarse internacionalmente”, Daniela Elgueta de AES Chile.

Sin embargo, “para que Chile pueda ser un país exportador de hidrógeno verde, es muy importante tener trazabilidad respecto a las fuentes de energía que fueron usadas en la producción del hidrógeno, de manera tal que el consumidor final tenga una garantía de que el proceso fue verde y el producto pueda comercializarse internacionalmente”, expresó Daniela Elgueta, quien explicó que, en nuestro país, “una vez producido el H2, no es posible distinguir si implicó o no emisiones de CO2”.

Actualmente tampoco existen en Chile entidades que se dediquen a emitir una certificación, la cual es fundamental para poder comercializar el H2 y sobre todo para exportarlo, siendo competitivos en escenarios internacionales. En esa línea, Antofa Innova ha sido una excelente plataforma para plantear temas que creemos son importantes de discutir ahora. Con esta iniciativa en particular esperamos avanzar en trazabilidad energética, primer paso hacia la certificación del H2 verde, para contar con herramientas que nos permitan dar confianza a las empresas con las que queremos establecer relaciones comerciales”, agregó Daniela Elgueta de AES Chile.

Próximos pasos

Durante los próximos tres meses, los seis proyectos ganadores serán parte de un proceso de mentoría y pilotaje. En este espacio, los emprendedores recibirán el apoyo y orientación de profesionales especializados en cada industria, para ir revisando los alcances de su proyecto y la potencial implementacón de un piloto en cada una de las empresas que presentaron los desafíos.

El gran desafío de los emprendedores seleccionados será ajustarse a las realidades y especificaciones que presenta cada empresa para alcanzar la implementación de sus respectivos proyectos”, agregó Adriana Guerrero, gerenta de Gestión y Desarrollo del Club de Innovación, quien recomendó “nunca dejar de escuchar al cliente y estar constantemente introduciendo mejoras al servicio y/o producto que tengan en desarrollo, pues el estar en sintonía y escucha con sus contrapartes y comunidades pueden marcar la diferencia en el éxito de sus implementaciones”.

El 25 de agosto comenzará la postulación para el segundo torneo de Antofa Innova, el cual continuará profundizando en los principales dolores que hoy tienen las diferentes industrias tractoras, y movilizando a los emprendimientos de la zona para dar respuesta a esas problemáticas reales, con un claro objetivo de impactar a toda una región, empresas, colaboradores, ecosistema de innovación y la sociedad en sí”, aseguran desde el Club de Innovación.

En esta convocatoria “la idea es ampliarnos a otras industrias, como la construcción y la pesca, sin dejar de lado a las cinco industrias que han sido parte del primer torneo, a quienes invitamos a compartirnos sus principales problemáticas para ser parte del segundo torneo de Antofa Innova”, concluyó Adriana Guerrero. Los interesados podrán inscribirse a partir del 25 de agosto en el sitio web de Antofainnova.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest