NoticiasTecnología

Experiencia Inmersiva: La Realidad Virtual Más Allá del Ocio

Conocidas por usarse principalmente en el ámbito del entretenimiento, esta tecnología se perfila como una tendencia emergente para los negocios digitales.

 Los recientes avances en Inteligencia Artificial (IA) y robótica, sumados a la consolidación de la Internet de las Cosas (IoT), están convirtiendo a las TI en omnipresentes, poblando casi todos los espacios de dispositivos, sensores y máquinas.  De esta manera, se ha ido forjando un mundo “ciberfísico”, lleno de objetos que están estrechamente vinculados con algoritmos y que están enviando y recibiendo datos en forma permanente.

Sin embargo, también los humanos estamos realizando un camino similar, ya que cada día es más común que nos introduzcamos en espacios virtuales, a través de dispositivos tecnológicos, que nos permiten ir más allá de nuestra realidad física, dando paso a una de las tendencias más importantes del presente.  “Hoy existe una serie de dispositivos, tecnologías, servicios y contenidos que conforman lo que Gartner denomina la Red Digital Inteligente (Intelligent Digital Mesh) y que se  caracteriza por entrelazar a las personas con un conjunto de sistemas que brindan una interacción virtual”, explica David Iacobucci,director de ventas de CenturyLink en Chile.

El ejecutivo explica que dentro de los componentes virtuales que toman protagonismo en el contexto de los negocios digitales de cara al futuro se encuentra la “Experiencia Inmersiva” (Inmersive Experience). “Se trata de tecnologías que apuntan a modificar la percepción o la interacción de las personas en el mundo digital y que se complementan con otros sistemas, como las plataformas conversacionales, para enriquecer la experiencia del usuario o cliente”, sostiene.

Realidades Múltiples

Iacobucci afirma que para comprender de qué se tratan estas tecnologías, es necesario conocer y diferenciar algunos conceptos. “Cuando hablamos de realidad virtual nos referimos a un mundo creado por sistemas informáticos y, aun cuando se perciba tridimensionalmente a través de algún dispositivo, no deja de ser y sentirse como algo ficticio. Luego encontramos los sistemas de realidad aumentada, que es donde al mundo real, a través de esos mismos dispositivos tecnológicos, se le agregan gráficos o datos que modifican la percepción en la realidad”, subraya.

Y añade que hoy estamos familiarizados con ambos conceptos, especialmente, por aplicaciones pensadas o diseñadas para tiempos de ocio. “Conocemos la realidad virtual en juegos en donde el participante percibe una realidad artificial. También la realidad aumentada, a pesar de que existen algunas aplicaciones de utilidad, se conoce más por juegos, como el Pokemon Go, en donde el usuario, a través de su smartphone, visualiza elementos ajenos a la realidad física de su entorno”, comenta.

El ejecutivo explica que, dentro de la realidad virtual, puede hablarse de  experiencia inmersiva, no inmersiva o mixta, siendo la primera la que apunta a crear un entorno artificial que reemplaza al mundo real o físico, de forma tan creíble que las personas pueden estar en ese lugar con una sensación similar. “La inmersión se refiere a que el usuario está en ‘otra’ realidad, en la que el usuario puede desplazarse, moverse y permanecer de manera similar a lo que haría en la realidad física. Hasta ahora, sin embargo, no existen experiencias inmersivas tan radicales para que exista una confusión mental en las personas, aunque en el futuro es muy probable que el desarrollo tecnológico logre reproducir algo idéntico a la realidad”, sentencia.

Tendencia de Negocios

Aparte de la movilidad o desplazamiento, en la realidad virtual de experiencia inmersiva, existen una serie de otras condiciones que deben cumplirse para ir perfeccionándola o haciéndola posible. “La continuidad del entorno, es decir, que el observador pueda mirar hacia cualquier lugar y en 360 grados, así como que los elementos estén a escala humana, conforme a su visión, y que haya objetos manipulables y que brinden una interacción física con la persona, son algunas características típicas”, afirma Iacobucci. En tal sentido, agrega que las señales hápticas, que simulan una respuesta táctil o los sonidos, exigen el uso de dispositivos tecnológicos, como guantes o cascos especiales y, en algunos casos, la necesidad de contar con salas acondicionadas.

Para el ejecutivo, el gran paso de estas tecnologías en el corto plazo dice tener relación con su aplicación más allá de los juegos y el ocio. “Desde ahora, las empresas deben plantearse cómo aprovechar estas tecnologías”. Según Gartner, en los próximos cincos años la realidad virtual, la aumentada y la mixta cambiarán la forma en que las personas interactuarán con el mundo digital, combinándose con otras tecnologías para potenciar los negocios digitales.

Entre las aplicaciones posibles para estas herramientas, Iacobucci menciona las  simulaciones de escenarios, edificios o diseños tridimensionales, la capacitación en tareas riesgosas o complejas, la telemedicina, la educación y el marketing o servicio al cliente, entre otras.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest