ActualidadBioingenieríaEmprendimientoimpresión 3DInnovaciónNacionalNoticias

Estudiantes de la Usach crean prótesis con material reciclable

“Move on 3D” es el título del proyecto desarrollado por tres estudiantes de la Facultad de Ingeniería que recibió $5 millones de financiamiento del Fondo de Emprendimiento Estudiantil en Educación Superior del Mineduc. El trabajo consiste en la fabricación de prótesis, que son piezas artificiales de calidad con productos renovables y a bajo costo, orientados a resolver la situación de personas con discapacidad en la extremidad inferior.

El Fondo de Emprendimiento Estudiantil en Educación Superior es una iniciativa del Mineduc para mejorar la calidad de la formación a través del financiamiento de proyectos de estudiantes, que busquen desarrollar el aprendizaje, la formación integral y el mejoramiento de la calidad de vida estudiantil, pero también sean un apoyo a la comunidad.

Los jóvenes pueden presentar proyectos en las áreas de trabajo social y vinculación con el medio; innovación tecnológica y políticas sustentables; fomento del deporte y vida sana; inclusión de personas en situación de discapacidad; integración de grupos con diversidad étnica, sexual; y avanzar en temas de equidad de género.

En 2017, los estudiantes de la carrera de Ingeniería en Ejecución Mecánica, Davor Ibarra y Alfredo Bustamante, junto a la estudiante de Ingeniería Civil Industrial, Valentina Hernández, postularon el proyecto de investigación “Move on 3D” al concurso del Mineduc. El trabajo ganó y recibió alrededor de 5 millones de pesos de financiamiento.

La prótesis

El proyecto consiste en la aplicación de la tecnología de impresión 3D para el desarrollo de prótesis de las extremidades inferiores con materiales reciclables y a bajo costo.

Esto partió hace dos años en el marco de la tesis de Davor Ibarra como una investigación académica, y en cuya primera instancia se validó el uso de este tipo de tecnologías para la creación de prótesis, ya que el material resistió.

“Escogimos fabricar prótesis porque creemos que la impresión 3D es una tecnología emergente, y esta sin duda cambia los modos en que se concibe la producción. En nuestro caso, queremos que sea utilizada para beneficiar a la comunidad”, explica la estudiante Valentina Hernández.

La joven precisa que actualmente en nuestro país no se producen prótesis, por lo tanto éstas deben ser enviadas desde el extranjero, lo que incrementa los costos.

“El rol social siempre ha estado presente en mi formación como ingeniería. De hecho es lo que más me gusta de estar acá, el sello social que nos diferencia”, sentencia.

Con el dinero que recibieron, compraron una impresora más el material imprimible y elementos complementarios como tornillos, gomas, pernos, entre otros.

Una vez que ganaron el fondo, durante el primer semestre de este año, se abocaron al estudio del material. “Todo el desarrollo del proyecto lo hemos llevado a cabo en el Departamento de Ingeniería Mecánica, específicamente en el edificio norte, ya que tenemos un espacio de trabajo otorgado por la Dirección del Departamento”, enfatiza Hernández.

La estudiante, ex secretaria de Comunicaciones de la Feusach, destaca que además del apoyo de la Dirección del Departamento de Ingeniería Mecánica, tuvieron el de la Vicerrectoría de Apoyo al Estudiante con la gestión de las compras.

“El fondo nos abrió las puertas, pues si tienes una buena idea, la plata no es lo que nos limita. Si el proyecto es bueno, encontrarás financiamiento. Si bien requiere harto trabajo, es posible y por eso invitamos a todos a participar de instancias como éstas, y a las autoridades a potenciarlas”, sostiene la estudiante.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest