ActualidadEmprendimientoInnovaciónNacionalNoticiasOpiniónTendencias

En innovación no confundir velocidad con apuro

Encontramos en muchas empresas la ansiedad para obtener resultados. Y es normal, las corporaciones al igual que sus colaboradores viven de sus éxitos. En este contexto, los proyectos de innovación suelen recibir el mismo tratamiento que los proyectos de PMO, en el sentido de que se rigen por una carta GANTT predefinida, la cual establece los plazos de ejecución de cada etapa.

No obstante, muchos olvidan que los proyectos de innovación se caracterizan por un alto grado de incertidumbre en cuanto a su posible adopción por parte del cliente o usuario. Asimismo, muchos proyectos de innovación que conllevan un desarrollo tecnológico suelen implicar niveles de inversión importantes. Es para desarrollar proyectos en contexto de alta incertidumbre que se desarrolló la metodología Lean Startup.

La metodología de innovación Lean Startup que se está difundiendo en numerosas empresas nos enseña que la velocidad es efectivamente una ventaja competitiva en la carrera de los innovadores. No obstante, cuando Eric Ries (autor de Lean Startup) habla de velocidad se refiere ante todo a la necesidad de aprender más rápido que sus competidores. Ahora bien, el aprendizaje no es únicamente descubrir cosas positivas, inesperadas o excepcionales. Aprender es también darse cuenta de las numerosas ideas que no generarían valor para un cliente y darse cuenta lo más tempranamente posible, antes de incurrir en gastos e inversiones inútiles, este conocimiento también tiene valor.

Para conseguir este aprendizaje, existen múltiples formas de realizar experimentos a través de PMV (“Producto Mínimo Viable”). No es sencillo para las corporaciones acostumbradas a comunicar únicamente sobre sus éxitos y sus resultados positivos, enorgullecerse de valorizar el aprendizaje de la compañía, sobre todo cuando este último no parece conducir a un éxito próximo.

​Es por lo anterior que suelo comentar a nuestros clientes que la aplicación de los conceptos de Lean Startup no es una disciplina que por si sola les va a conseguir resultados. El Lean Startup tiene que ver fundamentalmente con el proceso de innovación y garantiza la mayor eficiencia a la hora de bajar la incertidumbre de un proyecto con el menor costo posible.

De la misma forma que un científico diseña experimentos para generar conocimiento y validar o desechar ciertas hipótesis, el Lean Startup busca confrontar las hipótesis críticas de una idea a través del experimento. El motivo esencial para esto es el de maximizar la inversión de la empresa sobre los proyectos con mayor potencial comprobado. Esto implica que la empresa debe ser capaz de reconocer y aceptar sus intentos fallidos.

La aplicación del Lean Startup no conduce sistemáticamente a la introducción en el mercado de soluciones con fuerte valor para los clientes al terminar cada ciclo de incubación, pues en el camino de la innovación uno debe estar siempre listo para pivotear o renunciar. Pivotear una idea o un proyecto aumenta el tiempo de desarrollo, así es. Es inútil exigirse deadlines inamovibles. El equipo de desarrollo e innovación debe siempre monitorear su proyecto y averiguar el costo de oportunidad de tener los recursos dedicados a ese proyecto en vez de otro.  Es en este sentido que el aprendizaje continuo es primordial para una empresa que desea innovar con la mayor eficiencia. Un equipo de innovación debe estar aprendiendo sin pausa. En el momento que se decide no perseguir con algún proyecto porque se descubrió que no tenía el mercado esperado, se debe transmitir a los demás equipos las lecciones aprendidas y seguir avanzando con una nueva idea.

​La perseverancia que debe tener la empresa para innovar con resultados es la de seguir alimentando su pipeline de ideas y de proyectos, y la de procesar esos leads de la forma la más eficiente y menos costosa aplicando métodos de comprensión de sus clientes y a través del experimento.

Romain Petit, consultor senior, TRANSFORME Consultores

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest