ActualidaddigitalE-commerceNacionalNoticiasOpiniónSustentabilidadTendencias

El e-commerce como aliado de la moda sustentable y el cuidado del medio ambiente

Álvaro Ramírez, Country Manager de VTEX Chile

Hace unas semanas, nos impactamos con la imagen del desierto de Atacama con cerros de ropa que fue descartada en otros países. Son 59.000 toneladas de prendas al año, que ingresan por la zona franca del puerto de Iquique y se transforman en estas montañas tóxicas en varias zonas del norte. Nuestro planeta está pidiendo nuevas y mejores soluciones para este tipo de problemas medioambientales y cualquier esfuerzo suma.

En este desafío por ser más verde, el ecommerce tiene un gran reto y compromiso por delante de avanzar en soluciones que sean amigables con el planeta, desde la optimización de los envases que terminan convirtiéndose en residuos, hasta evolucionar hacia un modelo circular en los productos que ofrecen, considerando también que hoy en día, el consumidor está buscando marcas que representen sus valores personales de cuidado al medio ambiente. Por ejemplo, según la Encuesta Nacional Ambiental realizada en marzo de este año por el Ministerio del Medio Ambiente, un 80,7% de la población afirma estar informada o muy informada respecto a estos temas, cifra que en la Región Metropolitana llega a un 85%.

Pero ¿qué pasa con la ropa? De acuerdo a un informe de la ONU, la industria textil es una de los principales contaminantes en el planeta pues produce el 20% de las aguas residuales mundiales además del 10% de las emisiones globales de carbono y eso solo en la producción. También hay que considerar otros factores, como el etiquetado, las bolsas donde se guardan para su distribución y el combustible usado en el transporte. Ahora, si pensamos en la ropa que ya no se usa, ¿cuánta termina en el basurero y cuánta es reciclada o reutilizada?

Con el fast fashion -que va en busca de las tendencias y la renovación del clóset constante-, este problema es aún mayor, porque produce varias colecciones diferentes al año con materiales de baja calidad para asegurar el bajo costo, lo que termina siendo ropa desechable. Por el contrario, hay compañías que están comprometidas con la sustentabilidad, por ejemplo, Levi ‘s elabora productos que están diseñados para durar. Por lo mismo, se les puede dar una segunda, tercera y hasta cuarta vida.

Es fundamental que la industria fashion y el ecommerce se comprometan en iniciativas de cuidado hacia el medio ambiente, por ejemplo, con las plataformas digitales que incorporan la venta de productos de segunda mano y vintage en sus catálogos, como Vestiaire Collective, Farfetch y Depop. Ideas como esta, fomentan un modelo circular que reduce la huella de carbono y promueven la reutilización de vestimentas.

En ese sentido, el Upcycling o supra reciclaje es una alternativa que permite ofrecer productos únicos. Por ejemplo, jeans de segunda mano que son intervenidos con parches, pinturas y hasta tintes o poleras teñidas al estilo tie dye.

Para las grandes tiendas o retailers, una gran oportunidad para aprovechar la tecnología en la promoción de la sustentabilidad es convertir sus plataformas de ventas digitales en marketplaces. Así, el propietario de la web puede expandir su negocio a un segmento en específico, permitiendo la venta de productos de otras marcas, con el requisito de que estas sean “verdes” o sustentables. Es nuestra obligación comprometernos en aportar por la sustentabilidad para terminar con la contaminación a gran escala y así darle un respiro al mundo.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest