EconomíaMarketingSocialTendencias

Edificios de renta a largo plazo para millennials, una nueva apuesta inmobiliaria

  • La llamada generación “Y” apunta a arrendar en el largo plazo edificios que sean verdaderas microciudades. Necesitan que tengan servicios de todo tipo, desde un pet spa hasta cines, pasando por espacios para recibir los productos del e-commerce.

El apego a un lugar fijo, ya sea de trabajo o para vivir ha dejado de tener especial relevancia para la generación de jóvenes de hasta 35 años. Y con esta falta de apego nace una nueva visión inmobiliaria comenta el arquitecto catalán Luis Alonso, quien está radicado en Chile hace más de cinco años. “Los Millenials buscan hoy edificios residenciales con servicios de todo tipo, que faciliten la vida”.

Alonso asegura que esta característica potenciará la promoción inmobiliaria destinada a la renta a largo plazo. La oficina de Alonso& Balaguer cuenta con nueve proyectos en seis países planteados especialmente para la generación “Y”. En Chile están desarrollando un edificio de uso mixto en Vespucio con Príncipe de Gales donde habrá oficinas, departamentos residenciales, tendrá gimnasio, cines y restaurantes, entre otros usos.

La oficina de Alonso&Balaguer apunta construir microciudades para dotar de todo tipo de servicios y actividades a los residentes. Los proyectos tienen grandes similitudes funcionales, con independencia del país de ubicación, lo que corrobora un alineamiento entre las distintas inmobiliarias (en su mayoría fondos de inversión en Chile y el extranjero).

Y así surge una amplia lista de demandas por espacios complementarios asegura Luis Alonso. “Antiguamente la recepción, el ascensor y la escalera eran los únicos espacios comunes donde los vecinos de edificios se cruzaban, pero eso está cambiando radicalmente”. Los millenials tienen una serie de exigencias por ejemplo para las actividades deportivas piden gimnasios, piscinas y spas; para las  actividades culturales exigen salas de cine y hobby rooms, además de salas de estar, lavanderías, juegos infantiles, pet spas, áreas de carga y descarga para mudanzas, áreas de almacenaje, zonas de comercio, áreas con frigorífico para guardar entregas de alimentos, aeropuerto de drones, estacionamiento para vehículos tipo carsharing, estacionamiento de bicicletas, espacios de coworking, etc

Son edificios compatibles con cualquier tipo de equipamiento público de carácter social, característica que apoya el concepto de “Promiscuidad Funcional” que creó el arquitecto catalán. En los nuevos proyectos para millenials se reducen los costos de mantenimiento. “Queremos integrar en nuestros proyectos centros para la tercera edad, guarderías infantiles públicas, consultorios médicos, bibliotecas, oficinas de la administración pública, áreas culturales ciudadanas y otros”. Alonso asegura que la verdadera sustentabilidad de un edificio de estas características se basa en que estén funcionando el mayor número de horas al día y al año.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest