En los tiempos de hoy, enfrentar un despido o una pérdida de trabajo resulta ser una de las cosas más difíciles de desafiar, puesto que involucra el ámbito emocional y profesional. Según el INE, el desempleo alcanzó un 6,7% este año en el país, sin embargo, una persona que no tiene trabajo se encuentra en un mundo nuevo en el cual no sabe cómo afrontar.

Es a lo que se dedica Matías Palacios, un emprendedor que creó una empresa que se dedica al Outplacement. Se basa básicamente en una orientación o preparación para que la búsqueda de trabajo sea más efectiva y eficiente, ofreciendo distintas técnicas, herramientas profesionales y psicológicas con el fin de facilitar la reinserción laboral, sin dejar de lado el fortalecimiento de la seguridad y confianza personal del cliente.

Sin embargo, esta idea no nació de la nada, sino de la experiencia personal. Palacios sufrió el despido de tres empresas distintas. A partir de esto comenzó a perfeccionar una técnica de búsqueda hasta que decidió no buscar más trabajo, sino que hacer un negocio para personas que han pasado por el mismo problema que el.

Outplacement lleva dos años y medio en el mercado y logró asociarse a una de las empresas más grandes involucradas en este tema, PricewaterhpuseCooper. En conjunto se han desarrollado otros servicios como asesorías, capacitaciones y auditorías con el propósito de ayudar a las personas tanto empleadas como desempleadas.

La creación de una empresa como esta tiene aspectos de poca dificultad, como, por ejemplo, consta de una baja inversión inicial y presenta bajas barreras de entrada al comercio. Sin embargo, también presenta obstáculos y es de lo que nos contó Matías Palacios: “Conseguir los clientes ha sido la mayor dificultad porque ideas hay muchas y muy buenas, el dinero se puede conseguir, pero lo que más cuesta es encontrar clientes fieles y estables”.

Además, asegura que haberse asociado con una empresa tan grande le ha dificultado crecer de manera más rápida: “Probablemente lo que cambiaría sería buscar socios más activos. Ellos tienen otros negocios que son mucho más grandes y me dejan bastante solo, haciendo que sea más lento el crecimiento”.

Pero, a pesar de que los resultados que buscaba Matías se estén dando de manera más lenta de lo que esperaba, se siente satisfecho al tener un compromiso con las personas que sufrieron el mismo problema que el. Su motivación inicial, aparte del área económica que necesitaba satisfacer, era social, de poder ayudar a las personas que se encuentren desempleadas y que no perdieran su tiempo ni se encuentren desorientadas en la búsqueda de trabajo.

El Outplacement es un servicio que es valorado por los empleados y que tenerlo como parte de los beneficios de una empresa, los vuelve compañías más atractivas y competitivas en el mercado, puesto que se basan bajo un compromiso social y una madurez empresarial en el apoyo de las personas.

Sumándose a lo anterior, en la empresa de Matías Palacios se involucran desde un comienzo en el proceso, desde antes de la desvinculación hasta en la persona se emplea, para ayudar y orientar un despido de manera más sana y efectiva, utilizando soportes humanos, profesionales y técnicos.

Los resultados de una persona que ha optado por servicios de Outplacement han sido los que se buscaban. Es lo que contó el emprendedor con respecto al objetivo logrado en su empresa: “Está absolutamente comprobado que las personas que pasan por un proceso de Outplacement logran reinventarse de manera más efectiva y rápida en el mercado laboral”.

 

Por: Catalina Pantoja R.

Comentarios

comentarios

About Author

ICh