EmprendimientoInnovaciónNoticiasTecnología

Del Prototipo al Producto: una tarea aún pendiente

La mayoría de las incubadoras de negocios y fondos de emprendimiento nacional o internacional te exigen para postular tener al menos un prototipo, conocido también como MPV (mínimo producto viable), pero el camino más difícil está en convertirlo en un producto, y acá es dónde, desde mi punto de vista, todavía tenemos que mejorar y aprender para que este camino sea más corto y  eficiente.

¿Qué es un prototipo?

Un equipo que no necesariamente va a llegar a producción. Lo importante es que tenga las principales características o funcionalidades que se requieren para resolver una problemática en particular.

A través del prototipo se busca probar que la funcionalidad implementada, permite resolver la parte central de los requerimientos del cliente. Por otra parte,  el producto es cuando ya fue diseñado en su totalidad, y esta listo para su fabricación en serie.

Lo más importante al tener el prototipo es poder validarlo con el cliente, es en este minuto donde se pueden hacer todas las observaciones, desde las funcionalidades que tiene, si le gusta el tamaño, en el ambiente que va a funcionar, etc.

Emprendedor y prototipo

El emprendedor siempre debe poner su foco en el cliente, no en el producto, de manera de capturar toda aquella necesidad que el cliente o usuario requiere. Debe ser capaz de separar lo que el cliente quiere de lo que el cliente requiere. En el caso de no ser especialista, encontrar un partner que pueda desarrollar la solución técnica requerida.

El emprendedor tiene que darse cuenta (a veces no pasa) que no puede hacer todo, que no son especialistas, y que tienen que buscar empresas o profesionales dedicados a desarrollarles su producto. Ellos, deben concentrarse en atender las demandas de sus clientes, que es sin lugar a dudas lo más importante, no pueden ser expertos en finanzas, levantamientos de fondos, desarrollo tecnológico de la solución, etc. Pero en lo que si deben ser expertos es en conocer qué es lo que va a satisfacer a su cliente. La tecnología siempre va a funcionar y no es lo que el cliente ve o le importe. Lo que importa es que la tecnología permita satisfacer sus expectativas.

El entorno

En general, se desconoce que existe un importante gap entre lo que es un el prototipo y un producto. El producto es el todo que le va a permitir escalar, y para eso además del hardware, tiene que tener desarrollado el firmware, el software, etc. Eso, no todos lo tiene claro.

Para que el emprendedor tenga un producto no solo debe conocer a un proveedor que diseñe, sino que también que lo pueda producir y probar. Si a esto se suma que los productos irán a un mercado donde se exige cumplimiento de normas, se debe además incorporar en el diseño las características que permitan cumplir con ciertas normas y además contar con empresas que puedan certificar el cumplimiento de dichas normas.

 

Carmen Gloria Aracena

Gerente General Tecnocal

Mentora 3IE.

 

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest