ActualidadDiseñoecológicoEmprendimientoInnovación SocialNacionalNoticiasRegionalSustentabilidadTendencias

Crean ladrillos a partir de cenizas volcánicas del sur de Chile

En abril de 2015, la comuna de Llanquihue -Región de Los Lagos- fue testigo de la inesperada erupción del Volcán Calbuco que, además de unos nueve mil evacuados y cerca de 500 viviendas dañadas, dejó una gruesa capa de cenizas que cubría las calles de la zona. “Cayeron cerca de 100 millones de metros cúbicos”, señala Radomiro Goic, ingeniero civil industrial, quien al observar el evento vio la oportunidad de emprender.

La idea de crear un ladrillo en base a esta materia prima tomó forma cuando Goic se unió al ingeniero comercial Cristián Gazabatt. En 2020 y con una inversión inicial de $ 40 millones, fundaron Ladrillos Ecovolcanes, en la localidad de Ensenada en Puerto Varas. Hoy fabrican dos mil ladrillos diarios, los que utilizan cerca de 4 kg de ceniza para una unidad de medida estándar.

“A nivel mundial, todas las erupciones volcánicas son consideradas siempre un desastre ambiental, sin planes de manejo, y la verdad es que nosotros lo tomamos como un recurso renovable que está cayendo del cielo y que se puede usar. Chile tiene 400 volcanes activos, hay mucho potencial”, afirma Gazabatt.

Tras desarrollar un prototipo enviaron muestras al Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (Idiem) de la Universidad de Chile, en el cual se realizaron ensayos en laboratorio para validar técnicamente el producto, donde cumplió las normas vigentes para ladrillos.

Amigable con el medio ambiente

Goic señala que la ceniza volcánica tiene una serie de ventajas en comparación con los ladrillos tradicionales: es un material homogéneo y robusto, permite mejores terminaciones, tiene mayor resistencia térmica y al fuego, una mayor aislación acústica y reduce el tiempo de armado de un muro albañilería en un 40%.

“Acá hay una oportunidad de controlar los residuos de la construcción. Es necesario desarrollar productos nuevos que ayuden a que eso se puedan dar, sabemos que los materiales hoy en día son uno de los grandes causantes de los problemas ambientales”, dice Goic.

Desde el punto de vista medio ambiental, el ingeniero afirma que su obtención no involucra un proceso extractivo como en la industria cerámica, sino proviene de la recolección, “es lo que la naturaleza votó en el medio ambiente, no se extrae. Tampoco requiere cocción como un ladrillo tradicional, tiene una menor huella de carbono, y reduce en un 60% la energía incorporada en su producción.

Al ser una producción “más sencilla” requiere menos transporte, manipulación, consumo de mortero y menor calificación de mano de obra requerida.

Proyecciones

Goic comenta que el objetivo para este año es realizar las pruebas de validación en laboratorios certificados para cumplir con las normas de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (OGUC), lo que les permitiría que su uso sea viable para obras públicas y privadas.

Gazabatt señala que ya tienen cuatro clientes de la zona y que el producto ha ganado popularidad en ferreterías, para construir jardineras, bodegas y construcciones menores, aunque también se está utilizando en la construcción de un muro de contención en el Lago Llanquihue.

Goic adelanta que la Seremi de Vivienda de la región de Los Lagos está evaluando construir un piloto de 72 viviendas sociales en Cochamó con los ecoladrillos, lo que se podría concretar este año.

También tienen planes para diversificar los productos a partir de este material y fabricar soleras, enchapes, adoquines y llegar a otros clientes en otras zonas del país.

Fuente: Diario Financiero

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest