CorfoEmprendimientoI+DInnovaciónNacionalNoticias

Corfo invertirá hasta $5 mil mills. para que las investigaciones universitarias lleguen al mercado

 

Pablo Tirado
Innovación
El Mercurio

La idea de la estatal es fortalecer el ecosistema universitario chileno a través de las oficinas de patentamiento y transferencia.

En Chile se calcula que solo el 10% de toda la investigación que se desarrolla en las universidades tiene real potencial para llegar al mercado. En Estados Unidos, en tanto, esa cifra se empina por sobre el 50% de las investigaciones que se realizan al interior de las casas de estudios superiores.

Para un país que pretende avanzar hacia el desarrollo de la mano de la innovación, esa cifra es doblemente preocupante y es por lo mismo que desde principios del 2000 que se vienen desarrollando diversas políticas para que las universidades chilenas orienten más sus investigaciones hacia el mercado. Pieza clave de ese proceso son las oficinas de patentamiento y licenciamiento (OTL), las entidades que desde el interior de las universidades se encargan de generar vínculos con el mercado. “Lo que se busca es que el conocimiento que se genera en la universidad tenga una aplicación práctica, que impacte en la sociedad, que mejore el funcionamiento de la sociedad, de la salud, etc.”, dice Marcela Angulo, gerenta de Desarrollo de Capacidades Tecnológicas de Corfo.

La ejecutiva cuenta que, luego de un estudio que realizó el Banco Mundial, el Consejo de Innovación determinó que el ecosistema chileno debía moverse hacia la transferencia tecnológica, definiéndose también siete áreas donde se tenían que concentrar los esfuerzos.

Luego de eso, en 2001, la Corfo partió con un programa de formación de OTL, que lo que buscaba era que las universidades crearan estas oficinas y comenzaran a formalizar sus políticas. “La idea de ese programa era que las universidades difirieran sus reglamentos para, por ejemplo, sus disclousures -proceso en el que los investigadores dan a conocer su tecnología a las oficinas de transferencia y licenciamiento-. En los países desarrollados eso está súper definido porque tienes que ir formalizando, hay todos unos estándares”, explica Angulo, quien comenta que tras ese primer fondo, además de otros como el programa Go To Market o los de formación de capital humano, se buscó plantar una primera semilla. Una semilla que ahora esperan llevar al siguiente nivel.

Hasta $180 millones

El año pasado se creó el programa seguimiento OTL 2.0 y esta semana se lanzará un nuevo instrumento para apoyar la formación de estas oficinas que entregará $140 millones hasta 18 meses y también otro programa -denominado “de consolidación”- que entregará un máximo de $180 millones por hasta 24 meses. Para el primero, según indica Angulo, las universidades depende aportar el 20%, mientras que para el de consolidación, la idea es que aporten el 40%.

“Estamos en una nueva etapa en la que hemos oficializado un modelo de transferencia tecnológica que tiene que ver con dos capas. Por un lado, está la on campus , que es lo que pasa de la universidad para adentro y que vamos a seguir apoyando a través de los instrumentos que creamos. Sin embargo, también vamos a crear una capa off campus , un modelo asociativo entre los diferentes actores del ecosistema. Eso lo han hecho ya en Canadá, Australia, Francia y Nueva Zelandia”, dice la gerenta de Desarrollo de Capacidades Tecnológicas de Corfo.

La ejecutiva afirma que, después de analizar el panorama internacional, la corporación junto al Ministerio de Economía definió que era necesario migrar hacia ese formato debido a que el ecosistema necesita alcanzar un cierto nivel de desarrollo para hacer frente a los emprendimientos tecnológicos que se requieren. Junto con eso, también reconocen que es necesario dejar de depender de organismos internacionales a la hora de consultorías o recomendaciones.

Con todo esto, Angulo afirma para el próximo año, se inyectarán entre $4 mil y $5 mil millones para potenciar el traspaso de investigaciones universitarias al mercado. La cifra, según comenta es tres veces más alta que lo que se ha entregado en años anteriores.

74 disclosures universitarios se produjeron en 2011 en Chile, según datos de la Corfo. Para 2014, la estimación es de 267, mientras que para 2018 la meta es 633.

136 patentes se estima que presentaron las universidades el año pasado. Las proyecciones de la Corfo sugieren que en 2018 se llegará a 281.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest