EconomíaInnovaciónInternacionalNacionalNoticiasSocial

Conoce estas marcas que no sabías que son ejemplos de Economía Circular

Hoy en día son muy pocas las personas que no hayan escuchado los términos Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y Economía Circular. Pero quizás no todos saben lo que significa este último. Se trata de un modelo que no sólo se preocupa del problema que generan los residuos, y que enfrentamos en todas partes del mundo, sino que extraer de raíz el concepto de desechos.

Un número que inquieta bastante es el bajo porcentaje de reutilización que manejamos. Tan sólo 1% del total de los recursos extraídos, son empleados en los productos que nosotros consumimos. Por ende, el modelo de Economía Circular, busca reutiizar y sacar el máximo provecho de los recursos disponibles, durante el mayor tiempo posible, recuperando los materiales al final de la vida útil de un producto determinado.

El paso de nuestro modelo económico actual, que funciona de forma lineal, comenzando con la explotación de recursos naturales y que termina en desechos, a uno circular en el cual esos desechos son nuevas fuentes de recursos, no es un proceso fácil; su implementación se enfrenta a múltiples desafíos, entre los que destacan: La actualización de políticas públicas para promover una estrategia de recolección adecuada, la educación de los consumidores y el desarrollo de procesos internos realmente eficientes.

A pesar de esto, la economía circular es hoy mucho más que un modelo teórico, es un sistema al que debemos migrar lo antes posible. Hoy en día, existen grandes marcas que han comenzado a dar los primeros pasos hacia este nuevo sistema económico, aunque quizás tu no lo habías notado.

La acelerada evolución de la tecnología ha acortado la vida de una gran cantidad de aparatos electrónicos que generan millones de toneladas de desechos cada año. Dell es una de las empresas que ha incursionado en los esfuerzos para migrar a un modelo más circular, por lo que a fines del año pasado anunció la expansión de su cadena de suministro para incluir plástico reciclado y materiales a base de fibra de carbono recuperada de sus productos.

Como parte de su plan para 2020, la marca también ha establecido dos objetivos vinculados a la reducción de los desechos electrónicos: el uso de 50 millones de libras de material reciclado y la recuperación de 2 mil millones de libras de basura electrónica.

Alrededor de 24 mil millones de libras de ropa, calzado y textiles viajan a los vertederos cada año, tan solo en Estados Unidos. Esto incluye una gran cantidad de jeans, por lo que Levi’s ha estado trabajando en iniciativas a corto y largo plazo orientadas a migrar a un modelo de economía circular y reducir esta estadística.

Es por ello que a través de su socio I:CO, la marca ha comenzado a recoger ropa y zapatos usados de cualquier marca con el fin de transformarla en materiales de aislamiento para edificios, material de relleno y fibras para la fabricación de nuevas prendas. Con el tiempo, la compañía espera poder reciclar viejos pantalones vaqueros en la fabricación de unos nuevos.

En alianza con el fabricante y distribuidor de neumáticos estadounidense Omni, Timberland ha emprendido un particular esfuerzo para avanzar hacia la economía circular produciendo una nueva línea de neumáticos destinada a la fabricación de suelas de calzado al final de su vida útil; así que luego de viajar por carretera el caucho terminará dando una caminata en los pies de miles de consumidores.

Claro que el proceso no es tan simple. Una vez que los neumáticos llegan al final de su vida útil y los usuarios acuden a buscar un reemplazo, las viejas llantas son recolectadas y enviadas a una planta en la que se convierten en polvo; este material se procesa de nuevo y es convertido en hojas de caucho que son enviadas a los fabricantes de Timberland, quienes las mezclan en un compuesto para suelas antes de ser incorporadas a las botas que llegan hasta tus pies.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest