Emprendimiento

Conoce “Caja Club”, el set de manualidades para padres e hijos

Los momentos compartidos entre padres e hijos, como las jornadas de juegos y entretención, son los que más quedan marcados en nuestros recuerdos. Hoy en día, el tiempo disponible por los adultos se hace cada vez más escaso debido a diferentes factores, lo que repercute directamente en las actividades relacionadas con sus niños, buscando nuevas formas para poder traer ese tiempo valioso de vuelta. Es así como nace Caja Club.

Este proyecto, a través de un set de manualidades, se enfoca en tiempo de interacción padre-hijo donde puedan volver a jugar juntos de una manera entretenida, sencilla, estimulante y con contenido educativo.

Una Caja Club cuenta con diversos materiales, como tijeras, manualidades armables y plegables, pegamento, un instructivo y una guía para los adultos. El principal objetivo del uso de estos útiles es poder desarrollar la creatividad del infante y fortalecer su autoestima, generando a la vez memorias felices que lo acompañarán por el resto de sus vidas.

Gracias al apoyo de la incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso Chrysalis, el equipo fundador del proyecto, encabezado por el psicólogo Sebastián Ayala, lograron encontrar un foco determinado y pudieron entregarle una marca especial a su producto.

Las Cajas Club pueden ser adquiridas por los clientes a través de internet, recibiendo el producto a domicilio. Sin embargo la empresa busca convertirse pronto en una caja de subscripción.

“Si bien es cierto, mucha gente nos conoce y no ha comprado en ferias donde hemos ido a promocionar nuestros productos, pero el grueso de nuestra venta es a través de internet. La gente entra a nuestro sitio web y compra los productos directamente en la página, pero ahora nuestro próximo paso es convertirnos en una caja de subscripción”, indica Sebastián Ayala, CEO de Caja Club”.

El negocio está basado en principios de la filosofía Montessori, que busca ayudar a los niños a seguros y felices: a ser personas plenas desde su infancia.

Por: Nicole Beretta

 

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest