ActualidadBiotecnologíaInvestigaciónmedio ambienteNacionalNoticiasRegionalSustentabilidad

Compañías salmoneras realizan I+D en Chile para disminuir uso de antibióticos

GSI (Global Salmon Initiative), iniciativa mundial para la sustentabilidad de la industria salmonera, a través del Taskforce de Bioseguridad, realizó un trabajo en conjunto con Aquadvise/Fundación Chile para evaluar dietas especialmente formuladas con el propósito de mejorar la inmunidad de los peces y la consecuente reducción del uso de antibióticos.

GSI (Global Salmon Initiative) presentó los resultados del estudio “Benchmarck de alimentos funcionales eficaces contra Piscirickettsiosis”, llevado a cabo por Aquadvise. En ellos se evidencia un avance en la lucha contra el SRS, responsable de cerca del 80% de las pérdidas asociadas a la producción de salmón y trucha en el país.

La agrupación global, con las 15 compañías salmoneras que lo integran, está trabajando en conjunto con los proveedores de alimentos a nivel mundial para obtener dietas funcionales que permitan aumentar la inmunidad de los peces frente a infecciones  con Piscirickettsiosis o Septicemia rickettsial del salmón (SRS), que -según cifras de Sernapesca- es la responsable de casi el 80% de las pérdidas asociadas a la producción del salmón y trucha, representando cerca del 25% de las mortalidades anuales del sector. Asimismo, y de acuerdo a la misma institución, el uso de antibióticos para el control de la SRS equivale al 82% de las terapias antibióticas realizadas en la industria.

Para probar la efectividad de estas dietas, se trabajó un protocolo entre productores, plantas de alimento, laboratorio Pathovet y Aquadvise -unidad de bioensayos de Fundación Chile (FCh)- con el propósito de testear los alimentos en condiciones de desafío bacteriano. “Fue un estudio inédito en Chile, donde se testearon todas las dietas funcionales de las compañías elaboradoras de alimento que hoy están disponibles en el mercado local, frente a un desafío de SRS bajo el modelo de cohabitación”, explica Javier Alcaíno, director comercial de Aquadvise.

Este bioensayo bajo condiciones experimentales se realizó en el Centro Acuícola Quillaipe de Fundación Chile, en la región de Los Lagos, y tuvo una duración de 6 meses, iniciándose en marzo pasado.

A través de este estudio, se logró evaluar la eficacia de las dietas funcionales para tres objetivos específicos de disminución: la mortalidad del salmón del Atlántico, la carga bacteriana y los daños histológicos.

La presentación de los resultados estuvo a cargo del jefe técnico de Aquadvise, Nicolás Macaya, quien sostuvo que “se pudo concluir que efectivamente las dietas funcionales generan una protección frente a una infección controlada de Piscirickettsia salmonis, bajo condiciones experimentales. Además, durante el periodo de entrega de estas dietas, se pudo determinar que todos los alimentos funcionales generan un mayor crecimiento respecto del grupo control, el cual no contenía ingredientes y aditivos especiales. Respecto de los resultados de la carga bacteriana y los daños histológicos, estos resultados aún no están disponibles, ya que las muestras actualmente se están analizando en el laboratorio Pathovet”.

Dietas para peces saludables

Las dietas funcionales son alimentos formulados que contienen ingredientes y aditivos específicos cuyo objetivo es mantener una salud óptima en los peces. Estas dietas buscan fortalecer las barreras externas de los peces mediante el engrosamiento de las capas de mucosidad protectora sobre la piel, intestino y branquias, y estimulan las respuestas inmunológicas e inflamatorias, manteniendo un balance oxidativo, generando y promoviendo la funcionalidad celular.

El GSI está trabajando estrechamente con sus miembros asociados, BioMar, Cargill, Skretting y Salmofood, para compartir aprendizajes e implementar mejores prácticas sobre el uso de las dietas funcionales.

Estos desarrollos se enmarcan en el propósito que guía las acciones del GSI: proporcionar una fuente de nutrición saludable y sustentable para una población mundial en crecimiento. Con ese fin, las 15 compañías que integran esta iniciativa global asumieron el compromiso de minimizar el impacto ambiental de sus operaciones, obtener alimentos sustentables, continuar mejorando el impacto social de sus operaciones, gestionar sus operaciones de modo de apoyar la estabilidad y el crecimiento económico y generar un producto saludable y nutritivo, cultivado de una manera sustentable.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest