AgriculturaBioingenieríaNoticias

Científicos chilenos desarrollan importante innovación para la cosecha de cerezos

En un escenario en el que nuestro país es el mayor exportador de cerezas del mundo, investigadores de la Universidad Católica trabaja en el desarrollo de huertos pedestres –con árboles más pequeños- con el objetivo de mejorar sustancialmente las condiciones de trabajo, permitiendo labores más eficientes, rápidas y seguras.

Los árboles tradicionales de cerezos miden alrededor de 3,5 a 4 metros de altura y para alcanzarlos deben utilizar escaleras, lo que, además de peligroso, hace que el trabajo sea más lento. Por ello, un grupo de investigadores de la facultad de Agronomía de la Universidad Católica, liderados por la PhD Marlene Ayala, está desarrollando nuevas formas para reducir el tamaño de estos árboles. “Para armar un huerto pedestre lo que hacemos es guiar un árbol, sus ramas y tronco para que lleguen a la forma y altura que queremos”, señala la investigadora. “El árbol se divide en dos partes, el portainjerto (raíces y parte del tronco) y el injerto o variedad de donde obtenemos la fruta. Esta combinación es clave para darle forma al árbol, por eso es que es importante saber elegir bien la variedad con el portainjerto y que éstos, sean compatibles con el suelo en donde se establecerá el huerto”, indica Ayala.

Gracias al financiamiento del Gobierno Regional de O´Higgins, los investigadores han evaluado hasta la fecha cuatro alternativas y hoy ya pueden sacar conclusiones.

Uno de los sistemas de conducción para el cerezo es el KGB, árboles bajos con varias ramas que salen desde un punto de crecimiento central situado muy cerca del suelo. El UFO es uno de los sistemas de conducción que se caracteriza porque su tronco se planta inclinado en 45 grados y del cual emergen ramas erectas que van generando una muralla frutal.

El TSA es otro de los sistemas de conducción, consistente en un eje de menor volumen y más podado que se planta en mayor densidad y se deja a una altura de entre 2,5 a 2,8 mts. Finalmente, el V-Trellis es un sistema con dos ramas madres con cargadores con fruta y con una inclinación de ramas horizontalmente. “De todos los sistemas que hemos evaluado, con el V-Trellis tuvimos buen rendimiento, buen calibre y es 100% peatonal. Su limitación es la inversión inicial”, indicó.

huerto-pedestre-sistema-de-conduccion-ufo

La especialista de la PUC comenta que los huertos pedestres tienen otras ventajas más. “Menor tamaño de los frutales, bajo volumen de ramas, mayor producción por metro lineal, cosecha temprana, son amigables con las labores de poda, raleo y cosecha y, además, se puede controlar de mejor forma la calidad de la fruta”. En promedio -señala- se puede cosechar entre un 20 a 30% más cerezas por minuto en sistemas pedestres, comparado a un sistema de eje central tradicional”, sostiene la investigadora.

Se espera que con estas técnicas de modernización de los huertos de cerezos se logre aumentar aún más la productividad del rubro y el país siga manteniendo el liderazgo de esta industria.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest