En Lampa, se construye 10 laboratorios de investigación de primer nivel donde se desarrollarán soluciones para la salud, desinfección, nanoelectrónica, semiconductores, nutrición, nanocosmética y farmacología, entre otros. Este espacio contribuirá a que Chile deje de ser solo exportador de materias primas, entregando valor agregado e innovación.

La pandemia ha desafiado a la comunidad científica a buscar nuevas soluciones para enfrentar esta crisis y los desafíos futuros. El laboratorio chileno Aintech es uno de los emprendimientos científicos que ha respondido rápidamente con sus innovaciones a este llamado.

Durante el segundo semestre de 2021, inaugurará un nuevo Centro de Investigación de Nanotecnología, espacio que estará destinado a la investigación científica de fenómenos observados en estructuras y sistemas extremadamente pequeños.

Este será el primer centro privado de investigación y desarrollo en nanotecnología en Chile y el más grande de Latinoamérica. Serán 10 laboratorios de investigación de primer nivel ubicados en la comuna de Lampa, con un área 4.000 m2 donde convivirá la investigación científica y la producción a gran escala. Los desarrollos que surjan aquí, serán un aporte para las actuales y futuras necesidades de diversas industrias, incluso la sanitaria, que hoy se ve ha visto en la necesidad de innovar debido a la crisis provocada por el Covid-19”, explica Tomás Houdely, gerente general de Aintech.

El centro será un punto de encuentro (HUB) para distintos científicos involucrados en la nanotecnología a nivel latinoamericano, quienes darán un paso más allá de la academia para generar conocimiento enfocado en el entendimiento de los procesos de la escala nanométrica y así desarrollar soluciones concretas que sean utilizadas por la comunidad.

Este espacio contribuirá a que Chile deje de ser solo exportador de materias primas, entregando un valor agregado al cobre y otros materiales nacionales, generando innovaciones de alto nivel que se concreten en productos y procesos avanzados.

En este HUB científico se investigarán, por ejemplo, materiales antimicrobianos de larga duración, nanotecnología aplicada a la nanoelectrónica, superconductores, liberación controlada de moléculas activas para alimentos y nutrición funcional, nanocosmética y nanomedicina. Además, el centro de investigación prestará servicios de análisis fisicoquímicos, microbiológicos, evaluaciones de toxicidad y ecotoxicidad”, concluye Edison Salas Huenuleo, director del laboratorio de nanotecnología de Aintech.

Emprendimiento nacional

Un equipo de chilenos hace dos años y medio se planteó investigar y crear soluciones enfocadas en la nanociencia. Dentro de este contexto, sus desarrollos iniciales han sido con el cobre, generando una línea de investigación dedicada a las propiedades antibacterianas, fungicidas y antivirales para la industria y el consumo masivo.

Son uno de los pocos laboratorios a nivel mundial que ha logrado producir nanomateriales a gran escala. Sus científicos han desarrollado un método de producción de nanopartículas de cobre altamente efectivas contra los microorganismos, de diversos tamaños y características, que por pureza y estabilidad pueden ser incorporadas en diversos productos y procesos.

Esta tecnología se ha aplicado en dos productos que actualmente se encuentran disponibles en el mercado chileno e internacional, los cuales buscan eliminar las cargas bacterianas, fungicas y virales: Aircop y Decutec. Ambos cuentan con certificaciones del ISP y con pruebas de laboratorios realizadas en Chile y Europa, las que han demostrado que las nanopartículas de cobre incorporadas en estos productos eliminan al menos un 99,99% de los agentes patógenos en el ambiente.

Comentarios

comentarios

About Author

Karina Durney