ActualidadInnovaciónNacionalNoticiasRegional

Buscan reposicionar la uva de mesa de exportación en la región de Coquimbo

La iniciativa de Corfo, en cooperación con la Universidad Católica, busca a través de la entrega de 30 becas, capacitar a los trabajadores de la uva de mesa en la introducción de nuevas variedades que permitan devolverle la competitividad a la producción en la región de Coquimbo.

La producción de uva de mesa regional ha ido perdiendo dinamismo y competitividad tanto a nivel nacional como internacional. Prueba de esto es la disminución de las hectáreas de frutales destinados a su producción en la región. Si en 1999 el 60% de la superficie total correspondía a la cosecha de uva de mesa, en 2018 ese número solo alcanzó el 30%. Entre los factores externos más importantes que explican esta disminución en la producción está la irrupción de nuevas variedades generadas por Programas de Mejoramiento Genético (PMG), las que generalmente presentan mejores rendimientos, menores requerimientos de mano de obra, y mejor calidad y condición que las variedades tradicionales.

Es por esto que el Programa de Formación para la Competitividad (PFC) de CORFO, ejecutado por la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX), tiene como principal objetivo fortalecer y actualizar las competencias técnicas de 30 trabajadores altamente vinculados a la producción de uva de mesa de exportación de la Región de Coquimbo. “Esto constituirá una importante oportunidad para que profesionales, técnicos y empresarios agrícolas de la región puedan actualizarse e introducir estas nuevas tecnologías en su quehacer profesional. De esta forma, Corfo según lo que nos ha pedido nuestra Intendenta Lucia Pinto, busca aportar directamente a la modernización de la industria de la Región de Coquimbo, en este caso específico la industria frutícola”, señaló Gregorio Rodríguez, director regional de CORFO Coquimbo.

El director del Programa Fomento ASOEX Coquimbo, Cristián Sotomayor, explicó que lo que se busca lograr con la entrega de esta capacitación es poder “mejorar los manejos técnicos en la producción de uva de mesa poniendo especial énfasis en la incorporación y adaptación de las nuevas variedades en la Región de Coquimbo. El programa en el fondo busca aumentar los rendimientos, la calidad y la condición de la uva de mesa para llegar de mejor forma a los mercados internacionales.”

La capacitación se concretará gracias a la alianza creada con la Pontificia Universidad Católica de Chile y tendrá una duración de tres meses con clases los fines de semana en La Serena. El profesor Alonso Pérez de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la UC, señaló que “la capacitación de la gente que trabaja en el rubro de la uva de mesa siempre es fundamental. El nivel técnico de las personas que trabaja en la región es alto, pero siempre hay nuevos desafíos, la llegada de nuevas variedades, nuevas tecnologías que hay que adaptar específicamente a las condiciones de la región es algo que hay que trabajar. Entonces el fundamento que motiva los cambios sobre la uva, la calidad que producen estas tecnologías es importante ir abordándolas para sacar el mejor producto posible y mantener la competitividad”.

Entre los conocimientos que recibirán los beneficiarios están los “aspectos de la biología del cultivo reforzando las características novedosas de las nuevas variedades, como las diferencias de fertilidad en las yemas, la capacidad de generar racimo, la respuesta a reguladores de crecimiento, a las hormonas y los sistemas de conducción. Junto con esto se abordarán los nuevos desafíos que vienen con el riego que hay que implementar en estas variedades, la fertilización distinta, probablemente plagas y enfermedades que ataquen en forma distinta estas nuevas variedades, y finalizaremos  con un módulo de post cosecha que siempre es muy relevante, y gestión económica de las plantaciones y la productividad nueva”, aclaró el profesor Juan Pablo Zoffoli, director de Extensión de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la UC.

El Programa Formación para la Competitividad tendrá un costo total de $51.800.000, lo cual será financiado en un 90% por CORFO y el 10% restante será aportado por los mismos beneficiarios o las empresas para la cual estos trabajan.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest