ActualidadEmprendimientoInnovaciónNacionalNoticias

Bodega a Domicilio, la nueva y cómoda experiencia en bodegaje

Nacido de la necesidad personal de su creadora, Juliana Bettancourt, Bodega a Domicilio arregla el clásico problema de contar con un espacio para guardar cosas que en casas o departamentos ya no tienen espacio. Y de un modo muy original: ofrece bodegas móviles que se trasladan hasta donde uno lo solicite, para ser llevadas después a una bodega central ubicada en Peñalolén, en Santiago.

“Tengo un par de cuadros que heredé de mi abuela y vivo en un departamento de no más de 60 mt2 cuadrado en pleno corazón de Ñuñoa. Con el tiempo, uno va atesorando recuerdos y las bodegas disponibles en mi edificio son pequeñas y muy caras para su capacidad. Por otro lado, los cuadros de mi abuela son grandes y de un peso considerable: ¡No puedo bajarlos sola! (vivo en un quinto piso). Además, no me caben en mi bodega y no manejo como para ir a dejarlos a alguna parte”, confiesa Juliana.

Enfrentada a esta situación, esta emprendedora buscó diferentes soluciones, sin dar con lo que estaba buscando. “Así que la inventé”, comenta Juliana, quien desarrolló esta idea en agosto pasado.

La también periodista, revela que “tenemos a disposición de nuestros clientes bodegas móviles, de 7 metros cúbicos, aproximadamente, que se trasladan hasta el lugar donde la soliciten y tenemos un equipo de personas que guarda sus cosas en caso que el cliente así lo requiera. El cliente la cierra con su llave, proporcionada por nosotros y de esta manera, trasladamos su bodega hasta nuestras oficinas ubicadas en calle Las Perdices, Peñalolén”.

Además de su propia necesidad, Juliana precisa que esta innovadora solución tiene que ver con el ritmo de vida que llevamos y con el explosivo aumento de la población, en especial en Santiago, donde viven más de 7 millones de personas. “Todo ello, sumado a la bien guardada esperanza que pronto viviremos en un lugar más grande o más aún, que luego nos haremos  un “tiempito”  para ir a guardar nuestros recuerdos o cosas, que metemos a la fuerza  en algún closet, para que nuestro hogar  parezca una casa de alguien normal y no la de un ser con síndrome de Diógenes”.

Guardar recuerdos, como cuadros de abuelos, o aquel sofá que esperanzadamente piensas volver a lucirlos en un nuevo hogar, es ahora más posible, gracias a www.bodegadomicilio.cl  “Ofrecemos soluciones del siglo XXI para problemas del siglo XXI, con esta innovadora plataforma, que es un sistema muy simple, pero eficiente”, dice Juliana.

Ya sabe. Si quiere guardar cosas y no tiene dónde, escriba a [email protected] Sus cosas, que no son cachureos, se lo agradecerán.

Comentarios

comentarios

Compartir

Pin It on Pinterest