¿Podrían estos grandes colosos tecnológicos aplanar radicalmente la curva rastreando con quien hemos estado?

Con la autorización de las personas usuarias de teléfonos y el apoyo de los gobiernos,  la respuesta más probable es «si».

 

La guerra contra el COVID-19 ha unido a los dos competidores tecnológicos más grandes y poderosos del mundo.

Apple y Google generan una alianza para rastrear el coronavirus a través de los smartphones.

Los dos gigantes de la tecnología anunciaron que  desarrollan un sistema en conjunto para alertar a las personas si han entrado en contacto recientemente con otras que dieron positivo por covid-19.

Entre las acciones de ambos se encuentran:

  • Ayudar a que las aplicaciones que ya se utilizan para estos fines funcionen de manera más eficiente.
  • Crear una apps que permita saber si hemos estado expuestos al virus, a partir de la información recabada por nuestros teléfonos sobre con quién hemos estado. De esta manera, si alguien resulta positivo por coronavirus es muy útil poder avisar a sus contactos recientes para que se pongan en cuarentena y controlar el foco.

Una app sobre Covid-19 podría aparecer en su teléfono móvil tras una actualización para alertarles de posibles contagios.

En criterio de ambas empresas, el enfoque respetará cuestiones de privacidad y las personas participarían de forma voluntaria y anónima.

El método de rastreo de contactos funcionaría mediante el uso de las señales Bluetooth de los teléfonos inteligentes que serían utilizadas en un mecanismo de datos encriptados para alertar potenciales riesgos de contagio.

Ahora es cuestión de tiempo, de desarrollo de innovaciones tecnológicas, de vacunas y de cambio cultural.

 

Comentarios

comentarios

About Author

Karina Durney